Cargando... ¡El tiempo de carga depende de la velocidad de tu conexion!

Entre costuras: explorando entre la ropa de Indiana Jones

DSCN9805-3

Estoy explorando una nueva línea de negocio potencial. Es lo que los
expertos llaman el trabajo de pre-producción. En mi caso, lo llamaría
“trabajo de pre-pre-pre-producción”pero, al menos, he comenzado.

No me gustan las costuras. Bueno, dejadme que me explique. Ya sé que las
costuras son muy importantes para la confección, pero me horroriza su
aspecto por la cara interior, y la sensación que provocan en la piel. Lo
reconozco: soy una maniática de las costuras. No tenéis más que echar un
vistazo a nuestros patucos. ¿Les habéis
dado la vuelta alguna vez? Aún recuerdo cuando los diseñé y conseguí que
nos hicieran el primer prototipo para poder mostrarlo a distintos fabricantes
de textil. No eran capaces de comprender cómo los habíamos cosido para conseguir
que todas las costuras estuvieran hacia el interior.

A lo que vamos: en mi guerra contra las costuras y a la búsqueda de una
nueva solución, decidí asaltar el armario de mi cuñado Indiana Jones, el
marido de mi hermana. Indiana Jones es un tipo de esos que se va de expedición
a subir ochomiles, y vuelve con la nariz quemada, los dedos de los pies
negros por congelaciones, la cuenta corriente temblando y con 12 kilos menos,
pero pensando que la experiencia ha sido maravillosa. En fin… ¡una locura!

El tema es que la ropa técnica que utilizan en estas expediciones (toda
carísima) es una fuente increíble de información. La fabrican para ser
utilizada en condiciones extremas, y son muy cuidadosos en la producción,
siempre teniendo en cuenta que las prioridades son el confort y la
durabilidad de las prendas. Esto afecta a la forma en la que etiquetan las
prendas, a cómo se aseguran de que sean transpirables y, por supuesto, a las
costuras.

Así que le pedí a mi hermana Natalia que me hiciera llegar un paquete con
algunas prendas seleccionadas cuidadosamente por ella. El paquete ya ha
llegado y aquí estoy, con mi libreta de notas y mi lápiz, preparada para
abrir el cofre del tesoro. Gabi está intentando echarme una mano y abrirlo
con su técnica de “si salto encima seguro que se abre”, así que mejor me doy
prisa. ¡Toda esta ropa tendrá que estar de vuelta en España antes de que el
señor Indiana Jones la eche de menos!

Deja un comentario

Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo. Para más informaciónclick aquí