Cargando... ¡El tiempo de carga depende de la velocidad de tu conexion!

Orgullosas de Poder Colaborar

IMG-20140305-WA0009

Tras volver de Fimi, nos encontramos con un dilema que nos surge siempre después de cada feria: nos vamos con las maletas llenas de hermosos pingüinos recién confeccionados, pero regresamos con sacos que han sido tocados por miles de personas y que, a pesar de ser nuevos, ya no se encuentran en perfectísimo estado. Siempre nos surge la duda de qué destino darles.

En esta ocasión fue todo sencillísimo. Un amigo muy implicado en temas de voluntariado nos comentó la encomiable labor asistencial realizada por una Casa de Acogida de Gijón que ayuda a salir adelante a mamás de niños pequeños y chicas embarazadas sin recursos. Al día siguiente las llamamos por teléfono para ver si podíamos visitarlas, conocer su proyecto y compartir la experiencia de nuestros Sacos Pingüino con los bebés y madres del Centro. La responsable de la Casa, la Hermana Marisa, se mostró entusiasmada con la idea, así que quedamos en vernos en la Guía al cabo de unos días. Y allá fuimos con una gran remesa de pingüinos de todos los tamaños, modelos y grosores y sus respectivos patucos en un día asturiano de esos fríos, pero luminoso.

Tan pronto nos abrieron la puerta y saludamos a la hermana Daniela sentimos que aquel proyecto era algo más que una simple Casa de Acogida. La intensa luz que entra por los grandes ventanales que dan al jardín es el claro reflejo del buen ambiente y amabilidad que se respira en el Hogar. Un hogar que acoge a mamás que se encuentran en la mayor parte de los casos en situaciones muy complicadas, sin recursos y con niños muy pequeños a su cargo y en donde reciben -además de alojamiento y manutención- formación, asesoramiento, ayuda con los bebés y apoyo psicológico para mejorar su calidad de vida e intentar fortalecer su desarrollo, autonomía y autoestima.

Y los resultados del proyecto son evidentes con tan solo ver a los niños correteando por los pasillos y saludar a las mamis de procedencias tan diversas que comparten casa y proyecto con las únicas tres religiosas (asturiana, chilena y colombiana) que coordinan el centro. No es, pues, de extrañar que las nanas que se escuchen en el centro tengan esos miles de matices y acentos

Nos fuimos de allí sin coincidir con la directora del Centro, la hermana Marisa, pero orgullosísimas de poder colaborar y aportar nuestro granito de arena en una iniciativa de estas características. Al fin y al cabo, cuando nos embarcamos en esta aventura, lo hicimos con el firme propósito de compartir la experiencia Pingüino con niños de todo el mundo. Poder hacerlo con peques cuyas madres no podrían permitírselos y ver la sonrisa y gratitud en sus caras en una de las cosas más gratificantes que te puedes encontrar.

Y al regresar a la oficina, para rematar un sábado perfecto, nos encontramos en el contestador un entrañable mensaje de la hermana Marisa a quien, a buen seguro, saludaremos afectuosamente en nuestra próxima visita. Aquí os lo dejamos:
https://soundcloud.com/penguin-bag/care-home

2 Responses to Orgullosas de Poder Colaborar

  1. Mamamedusi - Responder

    marzo 12, 2014 en 7:48 am

    Me parece un gesto precioso por vuestra parte
    ;)

    • png.bag - Responder

      marzo 12, 2014 en 10:58 am

      Después de visitarles, ver lo bien cuidados que están los bebés y lo mucho que ayudan y apoyan a las mamás nos gustaría poder hacer más!! Pero muchas gracias!!

Deja un comentario

Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo. Para más informaciónclick aquí