Cargando... ¡El tiempo de carga depende de la velocidad de tu conexion!

No todos los Sacos Pingüino vuelan

notodoslospinguinosvuelan

Me pasa continuamente. Cada vez que una mami visita mi oficina, me acaba preguntando por los Sacos Pingüino que cuelgan de las paredes. A veces se trata de diseños en los que, en ese momento, estoy trabajando, pero la mayoría de las ocasiones son modelos que, por una u otra razón, nunca llegaron a la fase de producción. Me niego rotundamente a deshacerme de ellos ya que, de alguna manera, espero que puedan ser fuente de inspiración para próximas temporadas.
Posiblemente despierten el interés de mamis y visitantes por tratarse de modelos diferentes de los que ilustran nuestro catálogo. Un buen ejemplo es mi saco Bailarina de Flamenco. Tenía un aspecto estupendo sobre el papel e hicimos un prototipo. Cuando lo recibí, lo descarté de inmediato. Pero un día, organizamos una fiesta en casa. Los niños empezaron a disfrazarse sin que hubiera suficientes trajes para todos. Así que rescaté el saco que la risueña Ann se probó emocionada. ¡Estaba estupenda! Ann no consiguió salvar a nuestra flamenquilla, porque hay varias trabas de seguridad y diseño que la hacen inviable. ¡Pero, al menos, alguien la disfrutó durante una tarde!

Otro de los casos es nuestro Saco Pingüino Panda. Para la gente -como yo- que vive en Hong Kong, el nuevo saco parecía, obviamente, un panda gigante. Pero cuando lo llevamos a una feria de Europa para ver la opinión de nuestros clientes, nos llevamos una gran sorpresa. A ojos de los compradores europeos, ¡nuestro panda gigante se convirtió en una vaca lechera! Otro para la pared, me temo…

Pero siempre tomo nota de las reacciones de las mamás cuando ven algo diferente. Por esa razón, hemos añadido un par de diseños de edición limitada para la próxima temporada de invierno. Si te interesa, ¡síguenos aquí y en redes sociales!

Deja un comentario

Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo. Para más informaciónclick aquí