Cargando... ¡El tiempo de carga depende de la velocidad de tu conexion!

El Valor y Coste Personal de la Educación

401239_stupni_pyatochki_odeyalo_postel_polki_semya_1680x1050_www

En mi paso por Hong Kong he aprendido que las dos cosas que valoran los chinos por encima de todo son los bienes de lujo y la educación. Y para conseguirlos están dispuestos a hacer sacrificios que, a ojos de los occidentales, se nos antojan inconcebibles.

Hong Kong es un territorio pequeño. Y, de verdad, sientes que vives en una isla ya que la única forma de acceder “al resto del mundo” es a través de avión. Sólo hay un par de excepciones, y mi favorita es Shenzhen, un paraíso de compras al otro lado de la frontera con la China continental. Las excursiones a Shenzhen para un día de compras son cita obligada para hongkoneses y turistas.

A menudo no nos damos cuenta, pero los viajeros que cruzan la frontera a diario no son sólo aficionados compulsivos a las gangas chinas. Si pasas la aduana de China a Hong Kong sobre las 8 de la mañana, o haces la ruta inversa hacia las 3 de la tarde, verás grupos de niños (muchos de ellos menores de 3 años) que todos los días viajan durante más de 3 horas para llegar desde su casa al cole y viceversa. Es difícil para un adulto pero, para escolares de tan corta edad, se me antoja una carga durísima.

¿Por qué lo hacen? Los padres de la China continental valoran muchísimo la educación, especialmente la impartida en Hong Kong que, lustrosa, destaca siempre entre los mejores resultados mundiales del informe Pisa. Envían a sus hijos a guarderías en Hong Kong para que aprendan inglés y, de esta manera, puedan acceder a la educación primaria y secundaria de la isla y posteriormente a la Universidad. Sacrificarse por la educación es inherente a la cultura oriental, hasta el punto de que los niños pasan gran parte de su infancia haciendo deberes (generalmente, unas 3 horas al día de tareas en infantil) y otras actividades educativas.

Muchos opinan que dar tal importancia a la educación impide que los niños desarrollen correctamente sus habilidades sociales. Y seguramente tengan razón. Pero, por otra parte, me cuesta aceptar que el enfoque educativo adoptado por muchos países occidentales sea mejor. Por ejemplo, España, mi país natal. En comparación con otros idiomas como puede ser el inglés, la ortografía española es muy fácil. Ver las dificultades que muchos adolescentes y jóvenes españoles tienen, hoy en día, para escribir correctamente y sin faltas de ortografía me hace darme cuenta de que la Educación es una de esas cosas en las que la virtud está en el término medio.

Deja un comentario

Como la mayoría de webs, usamos cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo. Para más informaciónclick aquí